«El Gobierno se está jugando una carta sumamente peligrosa»

Entrevista

Prof.[^a^] Beatriz Ferreto López

Presidenta de la APSE

“El Gobierno se está jugando una carta sumamente peligrosa”

– Las tres grandes organizaciones magisteriales ratificaron decisión de llamar a huelga indefinida

Norma Umaña/Prensa APSE

 Marzo 2013

El banderazo de salida a una huelga de gran alcance está a punto de darse porque el Gobierno insiste en una equidad salarial hacia abajo y en violentar otros derechos laborales para economizar recursos. Dirigentes de las organizaciones sindicales más poderosas, como la APSE, están elaborando en conjunto un plan de acción. La marcha realizada el 8 de marzo de 2013 fue apenas una muestra de lo que sería una movilización de todos los trabajadores del sector público.

!/media/import/2013/3Marzo/fts/carta/1.jpg!-¿El Ministro de Trabajo ha respondido a los contradiagnósticos; uno de la  representación sindical ante la Comisión Negociadora de Salarios del Sector Público y, el otro, de la APSE sobre la situación salarial de los trabajadores de la educación?

No ha habido ningún contacto del Gobierno con el sector sindical, ni siquiera nos ha dado el acuse de recibido, a pesar de que los contradiagnósticos los entregamos el 7 y el 8 de marzo pasado.

-¿La comisión de dirigentes de las principales organizaciones ya empezó a elaborar el plan de las nuevas acciones de lucha?

La comisión, integrada por dirigentes de la APSE, del SEC, de la ANDE, de la CGT y de la  Undeca, iniciamos la elaboración del plan de lucha el martes 19 de marzo.

-¿Qué acciones paralelas  a las movilizaciones se estarán desarrollando para presionar al Gobierno a desistir de enviar a la Asamblea Legislativa un proyecto que afecte derechos laborales?

Estamos realizando jornadas de capacitación sobre las condiciones de trabajo del sector público y gestionamos reuniones con diputados; la primera será con los legisladores del Partido Acción Ciudadana, después de Semana Santa.

!/media/import/2013/3Marzo/fts/carta/2.gif!-El Gobierno dice que el anteproyecto de Ley de Reordenamiento de las Retribuciones Adicionales al Salario Base en el Sector Público no es el mismo que enviará a la Asamblea Legislativa; pero, de acuerdo con las declaraciones de los ministros, insiste en cambios en cesantía, convenciones colectivas y algunos pluses.  Entonces, ¿no se está avanzando?

En El Financiero dicen que van a entrar por la vía de los anuales, los años de cesantía y altos salarios; pero en realidad persiste el criterio de ellos de que la equidad salarial es hacia abajo, es decir, rebajarle el salario a amplios sectores, y nadie puede garantizar que va a haber aumento para ningún otro. El ministro de Hacienda, Édgar Ayales, ha reconocido que este es un asunto de carácter fiscal. Entonces, que deje el Gobierno de estar tratando de engañar al pueblo porque lo que quiere es economizar en salarios, ese es el fondo del asunto.

-El Gobierno ha venido insistiendo en la evaluación del desempeño por productividad, un sistema impuesto en otros países para privatizar la educación, ¿similar propósito tiene el Gobierno de Laura Chinchilla?

Creo que sí, es parte de la política neoliberal. Con la evaluación del desempeño por productividad se pierde toda la relación humana. Ellos (el Gobierno) manifiestan que los parámetros que se usan ahora para el desempeño están obsoletos, pero no es simplemente un problema de parámetros, sino que vienen subiendo los niveles de exigencia de un “bueno” a un “muy bueno” para acceder al pago del anual. Quiero que quede claro que, actualmente, a los trabajadores nos califican.

Los parámetros de evaluación han ido cambiando en algunas instituciones sin ni siquiera tomarles la opinión a los trabajadores. En los puestos de misceláneos y oficinistas del Gobierno Central, con la ayuda del Servicio Civil,  cambiaron los parámetros sin que se les hubiera consultado a las organizaciones a las que están afiliados.

-¿Qué actores intervendrían en esta calificación por productividad? Explíquenos por qué no es viable para nuestro sistema educativo y su repercusión en la docencia y en la calidad de la educación.

Aquí hay que partir del criterio de que nosotros somos formadores, en ese sentido no se puede venir a evaluar como si estuviéramos en una maquila, es decir, contar el número de zippers que pegó cada uno. El contexto educativo se enmarca dentro de una visión humanística porque trabajamos con seres humanos, y tenemos que tomar en cuenta las condiciones socioeconómicas de los alumnos, que son tan variadas como el número de estudiantes que existen. Para nadie es un secreto que existen las inteligencias múltiples y que tal vez el muchacho que tiene mucha facilidad en las ciencias matemáticas, no las posee en la historia o en las lenguas, por ejemplo.

-El Ministro de Comunicación, Francisco Chacón, dice que los sindicatos todavía tienen tiempo para sentarse a negociar. ¿Es un asunto de tiempo o más de contenido?

Es un asunto de contenido.

-Y hablando de tiempo, ¿tienen un plazo para que el Gobierno empiece a discutir la propuesta sindical del 2010 sobre una política salarial y de empleo en el sector público?

Vamos a establecer plazos porque en tres años no ha sido posible que el Gobierno abra la discusión.

-La convención colectiva es la razón de ser del sindicalismo y limitarla con una nueva ley violentaría convenios internacionales, ¿el plan de lucha contempla la denuncia contra el Gobierno ante instancias internacionales?

Sí, y no solo contra el Gobierno. En este momento está en trámite en la Organización Internacional del Trabajo (OIT) una denuncia interpuesta por varios sindicatos, entre ellos Undeca, contra el Gobierno de la República, el cual está utilizando, por debajo, los mecanismos de la Contraloría General de la República para eliminar una serie de derechos establecidos en las convenciones colectivas.

-El gerente de Racsa anunció que en abril eliminará los beneficios o pluses salariales, recortará el personal en un 10% y creará estímulos de acuerdo con el desempeño del trabajador. ¿El Gobierno pretende imponer este modelo en el sector público?

Es un preludio de lo que se pretende hacer y deja en evidencia que el Gobierno sostiene una posición hipócrita en lo que informa al pueblo y a los trabajadores.

-¿La defensa del derecho a huelga en las instituciones que prestan servicios esenciales se incorporará en los ejes de lucha del movimiento sindical?

Es un hecho, porque la entonces ministra de Trabajo, Sandra Piszk, anunció, con bombos y platillos en Ginebra, Suiza, la aprobación de la reforma a la Ley Procesal Laboral, donde se garantizaba el derecho de huelga como un derecho humano del trabajador; sin embargo, luego la presidenta Laura Chinchilla vetó el proyecto aprobado por la Asamblea Legislativa porque contenía garantías democráticas.

Necesariamente sobre este punto cualquier lucha que haya con huelga o movilización entraña en sí misma la lucha por el derecho a manifestarnos y a parar.

*-*¿Existen indicios de que el Gobierno pretenda declarar la educación como un servicio esencial para limitar el derecho de huelga?

A raíz de que se están gestando rumores en la Casa Presidencial en ese sentido, un grupo importante de dirigentes sindicales le entregó una carta a la presidenta Chinchilla la semana pasada, para externarle nuestro rotundo rechazo a esta pretensión.

-¿Terquedad del Gobierno pese al periodo electoral o presión de organismos internacionales o ambas?

Están las dos cosas al mismo tiempo. Todo el mundo sabe que recién estuvo el Fondo Monetario Internacional imponiendo sus recetas en la Casa Presidencial, porque este país está gobernado desde el extranjero y en idioma extranjero. Por otro lado, aparenta ser una terquedad. La lectura correcta es que el Gobierno de Laura Chinchilla tiene una imagen terriblemente deteriorada, entonces aparece en una posición solvente, enfática, reiterando que esto “va porque va”, para hacerle ver al pueblo y a los trabajadores que nos manifestamos, y en especial a los educadores, que no se asustan con esa marcha.

Nosotros sabemos que todo esto sí los impacta y que andan con pies de plomo sobre estos temas.

Uno de los elementos fundamentales, y así lo analizamos en la reunión del martes 19 de marzo, es que este tema ha convocado a todos, tirios y troyanos, que pese a las muchísimas diferencias, nos hemos sentado a la mesa a elaborar un plan en conjunto y estamos dispuestos a defendernos en conjunto y a defender a los que no se pueden defender.

-La presidenta Chinchilla dijo el 11 de marzo de 2013 que “los sindicatos serán los que expliquen a Costa Rica por qué siguen por vías de hecho y por qué no quieren dar clases a los muchachos”. ¿Qué mensaje le enviaría a los estudiantes y a los padres de familia?

Quien tiene que dar explicaciones a los estudiantes y a los padres de familia es doña Laura Chinchilla sobre muchísimos temas que aquí están en una absoluta nebulosa  sobre lo qué  ha ocurrido. No solo nos referimos a la Trocha, sino a otros muchos negocios que están en entredicho en este país.

Lo único que tenemos que explicarles a los estudiantes y a los padres de familia,  y que siempre hemos hecho por el respeto que nos merecen ambos sectores, es que vamos a la huelga obligados por las imposiciones del Gobierno de Laura Chinchilla que nos quiere arrebatar derechos que hemos conquistado tras duras luchas a lo largo de 50 años.

-El 21 de febrero de 2013, en la Comisión Negociadora, el ministro de Trabajo, Olman Segura, se comprometió a presentar por escrito, antes del 8 de marzo, el compromiso de que no enviará a la Asamblea Legislativa el proyecto de reordenamiento salarial, ¿también incumplió?

Naturalmente que incumplió y dicen los rumores en el Ministerio de Trabajo que el Gobierno no está dispuesto a estampar su firma en un compromiso de ese tipo porque considera que sería perder credibilidad ante la opinión pública y el movimiento sindical.

-En la marcha del 8 de marzo se le demostró al Gobierno que los sindicatos están unidos; sin duda la fuerza más grande es la del magisterio. Si la administración Chinchilla, por cálculo político-electoral y con el afán de dividir el movimiento,  presenta un proyecto de ley que solo afecte a las instituciones descentralizadas y desconcentradas, ¿irían a una huelga en unidad?

Eso lo hemos analizado y creemos que si el Gobierno no tomaría esa decisión no sería por bondad, sino porque el magisterio es el grupo más numeroso dentro del sector público del Gobierno Central; pero, además, somos cerca de 60.000 profesionales. Cuando ellos hacen el análisis de recorte de salario para economizar, necesariamente tienen que tocar a ese sector que es el mayoritario.

-En noviembre del año pasado se iniciaron las movilizaciones paulatinas en contra de la eliminación de los pluses salariales, ¿a esta altura de la lucha que le diría usted al Gobierno?

El Gobierno se está jugando una carta sumamente peligrosa  porque, también, tendrá que convencer a sus propios diputados liberacionistas de que voten este proyecto. Un diputado nos comentó que el grupo más reticente a quitarles los pluses a los médicos fue el Partido Liberación Nacional, naturalmente por cálculo electoral.

-¿Cuál sería el nuevo mensaje a los apsinos y a los trabajadores públicos para mantenerlos alertas?

Todos los compañeros apsinos y de otras organizaciones de las instituciones del Estado tenemos que estar completamente en estado de alerta, haciendo un esfuerzo por estar informándonos, buscando los mecanismos de información que tienen  las organizaciones, haciendo un esfuerzo sobrehumano por limar las asperezas que pudiesen existir entre miembros de distintas organizaciones a nivel de las bases y fortaleciendo de manera permanente la capacitación.

En la medida en que la gente entienda de qué se trata, cuál el despropósito que hay detrás de esto, se adquirirá más conciencia para dar esta gran lucha.

-¿Reitera el llamado a economizar como parte de la preparación para una huelga de gran alcance?

Sin duda alguna. En la reunión de la comisión del martes 19 de marzo, tanto el SEC como la ANDE, secundando a la APSE, informaron de que habían aprobado ir a huelga indefinida si el Gobierno insiste en violentar derechos de los trabajadores.

Es un hecho que el objetivo principal del Gobierno como patrono en un estado de huelga es quebrar la huelga y, hasta ahora, ha quedado demostrado que el mecanismo más eficiente para debilitar a la gente es por medio de los rebajos de los salarios porque nosotros pertenecemos a un sector social que vive del sueldo, no tenemos otras fuentes de ingresos y, por lo tanto, el golpe económico tiende a desmovilizar.

de ingresos y, por lo tanto, el golpe económico tiende a desmovilizar.

Llamamos a todas las bases a tener una actitud de absoluta austeridad y sobriedad para hacer los sacrificios que sean necesarios. Más vale hacer un sacrificio ahora que un sacrificio toda la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>