APSE rechaza propuesta de reforma de evaluación

APSE rechaza propuesta de reforma de evaluación

MEP pretende eliminar nota de conducta

APSE reivindica la seguridad en el centro educativo

**

– Propuesta también aumenta recarga laboral al docente

**

– Estudiante pasaría con solo asistir a clases

Una comisión de docentes apsinos analiza desde inicios de enero la propuesta

del MEP, a fin de presentar sus  observaciones al Consejo

Superior de Educación.

Prensa APSE/Enero 2014

Agredir a los compañeros y los profesores o asistir sin el uniforme al centro educativo son algunas de las conductas que no serían reguladas o sancionadas de aprobarse la reforma del Reglamento de Evaluación de los Aprendizajes propuesta por el Ministerio de Educación Pública.

La Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE) rechaza la propuesta por reñir con principios pedagógicos y legales.

Una comisión de docentes apsinos se ha abocado al análisis de la propuesta de modificación al Reglamento desde inicios de enero. Dado que el 4 de febrero vence el plazo para presentar las observaciones al Consejo Superior de Educación, la APSE solicitó una prórroga para tener tiempo de incluir el criterio de los estudiantes y los padres de familia.

La APSE advierte que existe una intencionalidad de desprestigiar la educación pública para fortalecer la educación privada.

Desde el momento en que la comunidad ve a la institución pública como anárquica, donde no hay disciplina, no hay control, no hay seguridad para los estudiantes, entonces los padres optan por la educación privada para proteger a sus hijos.

Eliminación de deberes de los estudiantes y el recargo de funciones al docente

son algunas de las objeciones que los docentes apsinos le hacen a la

propuesta de reforma del Reglamento de Evaluación

de los Aprendizajes.

Eliminación de deberes. La propuesta del MEP elimina el instrumento para calificar la conducta y todos los deberes de convivencia, pero no propone otro.

Actualmente, los docentes cuentan con pautas para calificar la conducta, como las boletas y el rebajo de la nota de conducta.

El documento está lleno de contradicciones. Por ejemplo, aduce que la nota de conducta es un proceso de aprendizaje, pero no lo regula, y se desconocen cuáles serían las acciones correctivas que los va a normar en caso de_bullying_ (acoso escolar) o agresión.

Mientras en un artículo elimina la regulación de la conducta; en otro, da libertad a cada centro educativo de establecer su normativa interna, por lo que no habría igualdad de derechos.

El ministro de Educación Pública, Leonardo Garnier, habla de combatir la violencia, pero propone la desaparición de todo lo que delimite la conducta dentro de la institución educativa y deja en indefensión a los estudiantes y profesores, que lo único que podrían hacer es llamar a la policía, manifestaron los miembros de la comisión apsina.

Recarga laboral. El lema del _Programa para racionalizar la carga administrativa:_“Más educación, menos papeleo”, parece contradecir la propuesta de reforma del Reglamento de Evaluación de los Aprendizajes.

El nuevo plan le asigna trabajo a los docentes que le corresponde al personal administrativo. Por ejemplo, los profesores tienen que informar constantemente a los padres de familia sobre las ausencias, además de tener un expediente único; es decir, el lema ahora sería “más trabajo, más papeleo”.

“Nos recargan funciones para las cuales no tenemos medios, ni recursos ni tiempo”, manifestaron los docentes apsinos que analizan la propuesta del MEP.

Trabajo cotidiano. Bastaría con que el estudiante haga acto de presencia en el aula, para ganar las asignaturas, según la propuesta de reforma del Reglamento de Evaluación.

El trabajo cotidiano cobra más importancia que las pruebas. Si bien es cierto, en el segundo ciclo se pide una prueba trimestral, el docente tiene la libertad de sacar un porcentaje para hacer pruebas cortas. “El problema es que estas pruebas no se deben hacer porque son acumulativas, lo que sería un atropello a los derechos de los estudiantes”, advirtieron los profesores apsinos.

Se da el caso en que el trabajo cotidiano vale un 70%, o sea, con eso ganó la asignatura. Si el trabajo cotidiano vale un 50% y la asistencia un 10%, el estudiante pasa con solo estar en el aula.

La presidenta Ana Doris González dijo que esta nueva ocurrencia del MEP reafirma la denuncia constante de la APSE, de que no se consulta a los profesores de aula antes de realizar cambios en los programas educativos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>