Denuncian hacinamiento en Dirección Regional de Sarapiquí

Conato de incendio provocado por el pésimo estado de las

instalaciones eléctricas en las oficinas de la Dirección

Regional de Sarapiquí.

Infraestructura y contaminación ponen en grave riesgo a funcionarios

Denuncian hacinamiento en Dirección Regional de Sarapiquí

– Sala Constitucional acogió recurso de amparo interpuesto por apsinos

Norma Umaña/Prensa APSE

Ratas que se alimentan de los documentos oficiales, contaminación sónica y ambiental e instalaciones eléctricas en pésimo estado es el ambiente de trabajo de 26 funcionarios de la Dirección Regional del MEP en Sarapiquí.

!/media/import/2013/7Julio/fts/denuncia/1.jpg!Los trabajadores han gestionado, desde el 2010, el traslado a otra edificación, pero han sido desoídos, por lo que, con la ayuda de los abogados de la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE), presentaron un recurso de amparo ante la Sala Constitucional el 1.°  julio pasado, el cual fue acogido al día siguiente.

El recurso fue interpuesto contra el Director Regional de Sarapiquí, el Ministro de Educación Pública, el Viceministro de Planificación de Educación Pública y el Director de Personal.

!/media/import/2013/7Julio/fts/denuncia/2.jpg!La integridad física de los servidores, así como la de los estudiantes y padres de familia que acuden a esas oficinas, está en permanente peligro, prueba de ello es el conato de incendio que se registró hace un mes porque el periodo de vida de los cables ya caducó. En esa ocasión, los bomberos recomendaron el desalojo.

Dentro del inmueble pululan los roedores y hasta culebras terciopelo y las aguas están contaminadas ya que provienen de un pozo que posiblemente esté a nivel del tanque séptico.

La lista de problemas es larga: el agua escasea, no hay suficientes servicios sanitarios, las oficinas se inundan cuando llueve, se carece de salidas de emergencia y de condiciones para el desplazamiento de discapacitados…

Los funcionarios alegan que, además de los problemas de infraestructura, tienen que soportar los ruidos producidos por un Lava Car y un taller automotor, vibraciones generadas por los camiones, olores procedentes de una chanchera, humo y gases de vehículos, aguas negras y residuales en época de lluvia.

Tras acudir a la instancia constitucional, la APSE y los afectados se reunieron con el jefe de Salud de Sarapiquí, Emilio Araya, quien se comprometió a que el Ministerio de Salud hará las previsiones del caso al MEP en los próximos días, informó la abogada Isabel Araya.

Llama la atención que en lugar de solicitar un cambio de oficinas, el propio director regional de Sarapiquí tomó la decisión de prorrogar el local por tres años más y solicitarle las mejoras de infraestructura a la propietaria, a quien se le paga de alquiler ¢1 millón 500 mil mensualmente.

La APSE continuará apoyando legalmente esta lucha y gestionará las reuniones que sean necesarias hasta ver resuelta esta situación violatoria de los derechos de los trabajadores de la Dirección Regional de Sarapiquí.

Galería de la infraestructura inhabitable de la Dirección Regional de Sarapiquí

Fotos: Colaboración de Radall Castro y Luis Barrantes.

Las oficinas están cubiertas de bolsas plásticas para

protegerse del agua.

Laboratorio sin agua y en pésimo estado.

Los 26 funcionarios de la Dirección realizaron una protesta en

demanda de nuevas instalaciones porque su integridad física

está en permanente riesgo.

Las ratas se alimentan de los expedientes.

Bodegas donde guardan equipo de oficina.

La conexión eléctrica caducó y,

según los expertos, es una

bomba de tiempo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>