Gobierno reafirmó su falta de sensibilidad con el sector más empobrecido de los trabajadores

La presidenta de la APSE, Beatriz Ferreto López (izq.), hizo una defensa bien

fundamentada de la propuesta sindical de que se aprobara un reajuste

adicional a las clases que reciben un salario de hambre, pero el

Gobierno ni siquiera quiso negociar.

“Gobierno reafirmó su falta de sensibilidad con el sector más empobrecido de los trabajadores”

– Ni un reajuste adicional a los estratos operativos, calificados  y técnicos ni una

  nueva fórmula de cálculo salarial aceptó la**representación  gubernamental.

Prensa APSE/Julio 2013

Las palabras “imposible, no hay dinero” fue la respuesta reiterada de la representación del Gobierno ante la contrapropuesta salarial de la delegación de los sindicatos. Al cabo de tres horas de reunión en el seno de la Comisión Negociadora de Salarios del Sector Público (CNSSP) el lunes 15/7/2013, el Gobierno impuso arbitrariamente su voluntad: el reajuste salarial del 3,24%  para el segundo semestre de 2013.

La APSE y los demás sindicatos condicionaron la aplicación de un mínimo del 3,24%,  para todas las clases de puestos, a los siguientes puntos:

1-Contar con la actualización del Índice de Precios al Consumidor para la negociación salarial del primer semestre del próximo año.

2-Fijar un reajuste extraordinario para los estratos operativos y técnicos del Título I del Estatuto de Servicio Civil del 2,5%, para un total de reajuste de 5.74%.

3-Constituir una comisión bipartita para que en término de tres meses presente a la CNSSP una propuesta de fórmula para las fijaciones salariales del sector público, que incluya al menos la inflación acumulada, la inflación proyectada y un porcentaje por concepto de crecimiento del producto interno bruto (PIB), la cual deberá ser discutida y aprobada o desechada antes del 30 de enero del 2014.

El tema del reajuste adicional a las clases no profesionales fue uno de los más sensibles para todo el movimiento sindical, y fue defendido a ultranza por la presidenta de la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE), Beatriz Ferreto López, en varias de sus intervenciones.

“El rechazo del Gobierno a la propuesta sindical de reconocerle un adicional a un sector que está muy empobrecido, devela la falta de sensibilidad. El mismo estudio elaborado por el Servicio Civil en el año 2008 confirma la brecha abismal entre trabajadores operativos, calificados y técnicos del Gobierno Central y de otras instituciones públicas”, manifestó la dirigente a la representación gubernamental minutos antes de que esta se fuera a “deliberar” por más de media hora.

La presidenta Ferreto López (izq.) echó abajo uno de los pretextos del Gobierno

 para no aprobar el reajuste adicional a la clase más empobrecida, ya que

de acuerdo con la ley, un aumento salarial a los operativos, calificados

y técnicos no incide en los profesionales en ciencias médicas.

“En el caso concreto de las conserjes, tras de que tienen salarios de hambre, les recargan las funciones terriblemente porque el MEP alega que no tiene dinero para pagar sustitutos cuando hay incapacidades o readecuaciones por enfermedad, y ahora se les niega un reajuste adicional”, dijo la dirigente Ferreto.

Al regreso de la pausa, el director del Servicio Civil, José Joaquín Arguedas, arremetió contra la política de percentiles, mientras que el ministro Segura agregó un argumento sin fundamentación legal para no aceptar el reajuste extraordinario al sector más vulnerable y de nuevo hizo alusión a un paquete fiscal.

Segura dijo que si se les aumentaba más a los conserjes, oficinistas, técnicos, agentes de vigilancia, se verían beneficiados los médicos de acuerdo con la ley. De inmediato, fue desmentido por los sindicatos.

La presidenta Ferreto López  leyó el artículo 12 de la Ley de Incentivos a los Profesionales de Ciencias Médicas, el cual reza así:

“Cada vez que se efectúe un aumento general de salarios para los empleados o funcionarios públicos del Gobierno Central, incluso por incentivos generales o aumentos de carácter general, que no se integren a la base salarial, los profesionales en ciencias médicas tendrán como mínimo un aumento porcentual, igual al porcentaje en que aumentó el salario promedio de los empleados y funcionarios públicos…”

Explicó que en el caso del sector de menos ingresos, y que incluso algunos reciben menos del salario base mínimo, no se trata de una generalidad, por lo que el reajuste no incidirá en los médicos. “Además, esa ley se le debe al Partido Liberación Nacional, entonces que ahora no vengan a rasgarse las vestiduras por lo que hicieron hace 30 años”, enfatizó la dirigente de la APSE.

Fórmula. Tras el rechazo de crear una comisión para elaborar una nueva fórmula de cálculo salarial, los representantes de los trabajadores denunciaron que el Gobierno pretende que el plazo sea de ocho meses, y no de tres meses, como estrategia para “tirarle la bola” a la administración siguiente.

La APSE analizará las acciones a seguir tras la falta de interés del Gobierno en negociar los puntos planteados por los sindicatos, anunció la presidenta Ferreto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>