Nuestra Historia

Algunos aspectos importantes sobre la historia de la APSE

1. Antecedentes

No cabe duda que el progreso de la humanidad se debe principalmente a la unión entre los hombres; siendo esa unión la única que puede garantizar la existencia del género humano. La experiencia nos enseña que la unión hace la fuerza y que es ella la que ha proporcionado al hombre sus más apreciados logros, (pagando en muchos casos un precio muy alto para que sus anhelos se conviertan en feliz realidad)

En nuestro país no es sino después de 1930 que aparecen las primeras agrupaciones gremiales; siempre existió el temor de que dichas agrupaciones se mezclan con otros movimientos que por sus ideas no se ajustaban a las que el pueblo hasta ese momento sustentaba. Hablar de gremios o de sindicatos era hablar de comunismo del que muy poco se conocía en el país y que, ya comenzaba a preocupar a los demócratas costarricenses.

En esa época era muy común que el personal docente de una institución cambiara a menudo, debido a la enorme influencia política ejercida a la hora de confeccionar los cuadros de personal; el educador sufría cada cuatro años por la inseguridad en el cargo que desempeñaba, ya que pesaba más el color político que las buenas cualidades del servidor docente; los traslados y destituciones se hacían sin que pudiera defenderse; tenía que soportar resignado las injusticias que los altos dirigentes políticos cometían constantemente. Pero esa situación no podía mantenerse por más tiempo, unos pocos maestros comenzaron a manifestarse y se inició el primer movimiento tendiente a luchar contra los abusos gubernamentales, que ya eran insoportables.

Entre los años 1933 – 1935 se reunió un Congreso de Maestros, se aprobaron Estatutos y se nombró la Junta Directiva de la primera agrupación magisterial que lucharía en defensa de los derechos del educador. Las persecuciones se intensificaron contra los maestros, pero ya había germinado en éstos la semilla de la unión, se reunieron primero en el Edificio Metálico y luego en la Escuela República de Chile, representantes de las escuelas capitalinas y de Cinco Esquinas de Tibás, con el propósito de organizarse y dar forma a una asociación que agrupara y fortaleciera el Magisterio. El viernes 7 de agosto de 1936 nació la primera Asociación con el nombre de MAESTROS UNIDOS, formada en un principio por treinta educadores, su primera Directiva fue la siguiente:

– Prof. Lilia Ramos, Primera Secretaria

– Prof. Omar Gutiérrez, Segundo Secretario

– Prof. Claudia Brenes, Primer Fiscal

– Prof. León Ávila, Segundo Fiscal

– Prof. Etilma Romero, Comité de Prensa

– Prof. Luisa G. de González, Comité de Prensa

– Prof. J. Antonio Echeverría, Comité de Prensa

Fueron pocos los años de vida de Maestros Unidos, pero sus frutos alimentaron y fortalecieron a los sufridos maestros que, en 1942, conscientes de la necesidad de crear una asociación nacional, se reunieron en la Escuela del Atlántico, en la ciudad de San José, el día 24 de octubre y fundan la Asociación Nacional de Educadores, cuyos estatutos fueron aprobados el 26 de diciembre del mismo año y su Ley Constitutiva el 28 de agosto de 1943.

La nueva Asociación nació y creció con inmensa fuerza debido a que ya el educador costarricense estaba consciente de que solamente unido podría defenderse y lograr que sus derechos fueran respetados.

En las memorables reuniones de educadores del año 1942, de las que nació la ANDE estuvieron presentes los más distinguidos educadores representantes de los diferentes niveles de la educación nacional.

La nueva Asociación atrajo a la mayoría de los educadores del país, por lo que muy pronto se convirtió en la mayor que haya existido en Costa Rica. Sus primeras luchas y logros fueron trascendentales y le dieron la fuerza y el prestigio necesarios para consolidarse y mantenerse hasta el presente.

En 1949, al promulgarse la nueva Constitución de la República, se estableció en ella la gratuidad de la Segunda Enseñanza, lo que trajo como consecuencia la aparición de centros de enseñanza media en algunos de los principales cantones del país, aumentando lógicamente el personal de secundaria.

Como la Universidad de Costa Rica no preparaba el número de profesores necesarios para suplir la demanda, fue necesario trasladar a una gran cantidad de maestros de las escuelas a los liceos; alumnos universitarios también ocuparon plazas en secundaria.

La Asociación Nacional de Educadores continuaba cobijando a todo nuevo educador que se acercaba a sus tiendas; sin embargo, algunos profesores de diversas materias comenzaron a formar pequeñas asociaciones, cuyo fin principal era el de reformar y actualizar los programas de enseñanza de sus respectivas asignaturas; fue así como aparecieron asociaciones de profesores de matemática, de castellano, ciencias, etc.

A principios de 1955 varios profesores inician un movimiento tendiente a agrupar en una nueva asociación a los educadores de secundaria y universitarios, quizá porque consideraban que el número de servidores de la enseñanza media era suficiente para formar una nueva asociación, que velara por sus propios intereses o, porque no estaban satisfechos de la labor realizada por la ANDE y consideraban que ésta daba prioridad a los asuntos relacionados con la enseñanza primaria y descuidaba los de secundaria.

2. 15 de Julio de 1955: Nacimiento de la APSE

El grupo de profesores en quienes surgió la idea de crear la nueva asociación, convocó a una Asamblea Constitutiva que se efectuó en el Salón de Actos del Colegio Superior de Señoritas los días 15 y 16 de julio de 1955, por lo que oficialmente puede señalarse el 15 de julio de 1955 como la fecha en que nació nuestra Asociación, al ser aprobados los primeros Estatutos y al nombrarse, de acuerdo con ellos, la primera Directiva Central. Como asistentes a esta memorable reunión aparecen los siguientes educadores:

– Alfaro Sagot Bernardo

– Alpízar Morales Fernando

– Barrantes Cubero Antonio María, Pbro.

– Borel Lauterburg Carlos

– Breedy Jalet Cecilia

– Calderón Rojas Emma

– Cascante López Oscar

– Conejo Guevara Julia María

– Chaverri Zamora Iris

– Echeverría Camacho José Antonio

– Echeverría Elizondo Róger

– Garrón Orozco Victoria

– Hernández Vargas Wilfrido

– León Núñez Leticia

– López Cruz Fernando

– Miranda Vega Humberto

– Montero Sánchez Ramiro

– Mora Mora José Joaquín

– Morelli Cozza Francisco

– Nigro Borbón Juan Bautista

– Olarte Sáenz Del Castillo Teodoro

– Quirós Salazar Ma. del Rosario

– Redondo Hernández Rafael Angel

– Retana Charpantier Saddie

– Sandoval de Fonseca Virginia

– Soto Blanco Ovidio

– Umaña Umaña Marta

– Van Huffel Dedobeller René

– Zamora Dobles Julián

– Zamora Nens Raúl

Estos veintinueve educadores, fundadores de la Asociación, aprobaron los primeros Estatutos, que a través de los casi cincuenta años de vida de la APSE han sido reformados de acuerdo con los cambios y necesidades de la educación nacional y, especialmente de la Asociación.

Los primeros Estatutos difieren de los actuales en que aquellos constaban de 27 artículos agrupados en seis capítulos y los actuales constan de 67 artículos, agrupados en 15 capítulos, los que a su vez se agrupan en cinco títulos. Dada la importancia del documento fundamental que dio origen a la Asociación, es conveniente transcribir, al menos, los dos primeros capítulos que literalmente dicen:

Capítulo Primero

Artículo 1: Se constituye la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza, declarando su fe en la democracia, y su sede será la ciudad de San José de Costa Rica. Las siglas para abreviar su denominación serán “APSE”.

Capítulo Segundo

Artículo 2: La APSE se constituye para alcanzar los fines siguientes:

Fomentar el espíritu profesional de sus asociados para que su misión educadora se ajuste con toda perfección posible a las normas éticas y científicas que la misma exige.

Defender los derechos específicos de los servidores de la Segunda Enseñanza, sus intereses sociales y económicos, como base de su perfeccionamiento profesional.

Fomentar la conciencia de solidaridad entre los servidores de la Segunda Enseñanza.

Considerar los proyectos y las reformas a la Segunda Enseñanza que propongan los organismos técnicos; elaborar los suyos propios y objetar los que juzgue inconvenientes.

La APSE podrá afiliarse a las organizaciones similares nacionales y extranjeras.

Artículo 3: La APSE carece de carácter político o sectario; sus actividades se desarrollarán dentro del marco que señalan la Constitución y las Leyes.

*Artículo 4: *Se reconoce la paridad de derechos y beneficios de plena independencia funcional en el ejercicio de sus atribuciones.

3. Elección de la primera Directiva

Como se ha indicado, la primera Directiva Central fue elegida de acuerdo con lo establecido en el transitorio segundo de Estatuto, que dice:

“Al Artículo 17: La elección de la primera Directiva Central se hará por votación directa de todos los asistentes al Congreso”. (Por ser la primera reunión no había delegados de los colegios).

Fue así como los veintinueve educadores presentes procedieron a elegir la Directiva que se encargó de la difícil misión de guiar los primeros pasos de la nueva Asociación. Fueron elegidos los siguientes profesores:

– Bernardo Alfaro Sagot (PRESIDENTE)

– Raúl Zamora Nens (VICEPRESIDENTE)

– Julián Zamora Dobles (SECRETARIO GENERAL)

– Virginia Sandoval de Fonseca (SECRETARIA DE ACTAS)
(La Sra. de Fonseca no aparece en las Actas de las sesiones realizadas por esta Directiva; en su lugar aparece como Secretario de Actas el Sr. Echeverría)

– Teodoro Olarte Sáenz del Castillo (PRESIDENTE, COORDINADOR DE LAS COMISIONESCNICAS PERMANENTES)

– Carlos Borel Lauterburg (TESORERO)

– Fernando López Cruz (FISCAL)

– Francisco Morelli Cozza (VOCAL 1)

– Beatriz Matamoros de Gamboa (VOCAL 2)

– Saddie Retana Charpantier (VOCAL 3)

– José Joaquín Mora Mora (VOCAL 4)

– Oscar Cascante López (PRIMER SUPLENTE)

– Antonio María Barrantes Cubero (SEGUNDO SUPLENTE)

– Róger Echeverría Elizondo (TERCER SUPLENTE)

– Humberto Miranda Vega (CUARTO SUPLENTE)

4. El difícil comienzo

Digna del mayor encomio es la labor realizada por esta primera Directiva, ya que todo comienzo tiene sus dificultades; y no fueron pocos los obstáculos que se presentaron para lograr que la naciente Asociación se consolidara sobre bases firmes: muy pocos asociados y lógicamente los recursos económicos para iniciar labores muy escasos; falta de colaboración de algunos Directores de Colegios que desconocían los fines para los que había sido creada la Asociación (Después de 45 años este problema no ha sido superado; todavía existen Directores y Profesores que se oponen a la Asociación); carecía de una oficina, mobiliario, papelería, etc. Sin embargo, no faltaba la buena voluntad y el deseo de trabajo de aquellos directivos que empleando muchas horas de su tiempo libre, lograron que la APSE se consolidara.

No faltaron personas que aportaran su valiosa ayuda en aquellos difíciles momentos, tales como la Señorita María del Rosario Quirós S., Directora del Colegio Superior de Señoritas, quien facilitó las instalaciones de su colegio para que allí se realizara la reunión constitutiva y permitió que la Directiva Central sesionara durante el tiempo que fuera necesario e hiciera uso de máquinas de escribir y polígrafo de la institución. Igual ayuda proporcionó el Sr. Ramiro Montero S., Director del Liceo de Costa Rica.

El Sr. Uladislao Gámez S., Ministro de Educación Pública, ofreció ayudar a la Directiva para que se diera franquicia postal a la Asociación y un local para sus actividades, la Directiva podía además usar los vehículos del Ministerio cuando fuera necesario.

Siendo tan pocos los profesores asociados y no contando con facilidades para recaudar las cuotas de los mismos, los Directivos hicieron préstamos para que se pudiera adquirir la papelería necesaria para poligrafiar los Estatutos, organizar e inscribir la Asociación y otros gastos del momento. Se dio el caso de que un escritorio primer mueble adquirido por la APSE se puso en garantía de un préstamo con el que se pagaron dos meses de alquiler de un local que por poco tiempo tuvo la Asociación en los altos de las Agencias Philco, en la Avenida Central.

5. Lucha por el fortalecimiento de la APSE

Las dificultades económicas fueron superadas al lograr que día con día se aumentara el número de asociados, para lo cual los miembros directivos, integrados a diferentes Comisiones, se dieron a la ardua tarea de visitar los colegios de todo el país, logrando éxito en unos y fracasando en otros, pero poco a poco alcanzando su objetivo de fomentar la solidaridad entre los servidores de la Segunda Enseñanza. Cabe destacar además las luchas emprendidas por esta Directiva aunque sin éxito para lograr que la APSE contara con un representante ante el Consejo Superior de Educación y para que el Fondo de Reserva del Seguro de Vida del Magisterio, que se encontraba depositado en los Bancos de Estado, pasaron a ser administrados por la Caja de Préstamos y Descuentos de la ANDE (Actual Caja de Ahorro y Préstamos de la ANDE).

También luchó en defensa del Sistema de Pensiones del Magisterio, evitando que los educadores fueran incluidos en el Sistema de Pensiones de la Caja Costarricense de Seguro Social.

Al celebrarse en nuestro país el Primer Seminario de Segunda Enseñanza (dic. 1955), auspiciado por el Ministerio de Educación Pública con el asesoramiento técnico de la OEA, la APSE colaboró ampliamente en su organización y desarrollo.

Desde su fundación, otros valiosos compañeros y compañeras del Magisterio han ocupado importantes cargos en nuestra organización, a ellos también les rendimos honores. Hoy en día muchos más, desde la base, en sus puestos de trabajo y hasta desde sus hogares, son los apsinos y apsinas que dan su contribución para esta organización, también tienen su sitio de honor en la historia que día a día construimos por la dignidad del Magisterio Nacional y por nuestra Patria.

Publicado el Sin categoría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>