Los pensionados deberíamos participar en la convención colectiva

Entrevista

Prof. Hernán Francisco Zavaleta Fortado

“Los pensionados deberíamos participar en la convención colectiva”

Primer presidente de la APSE a tiempo completo, impulsó las jornadas de capacitación en las regionales y, ahora, es un defensor de los derechos de los pensionados.

Hernán Zavaleta, con 39 años de ser apsino, es uno de los dedicados de la primera Asamblea General de la APSE sindicato, que se realizará el 8 y 9 de agosto de 2013 en el Liceo Luis Dobles Segreda.

Norma Umaña/APSE/Agosto 2013

-La APSE se ha caracterizado por su beligerancia en las luchas sociales. ¿Cómo eran las huelgas en  su época?

La APSE siempre ha sido una organización de lucha. Recuerdo que cuando me afilié, en 1974, por primera vez sale sola a luchar a la palestra pública. Cuando recibo la presidencia en 1981, el país atravesaba una situación muy difícil, lo que llevó a la Asociación a participar en protestas callejeras al lado, por primera vez, de otros trabajadores. La manifestación fue tan buena que el Gobierno cerró el curso lectivo un mes antes para que no siguiéramos protestando.

-¿Alguna vez fue acusado por participar en una huelga?

Sí. Yo estaba en la lista de acusados ante los tribunales por participar en una huelga, junto con compañeros del Colegio San Luis Gonzaga y de la Escuela Jesús Jiménez de Cartago.

-¿Cuáles reformas de la APSE se atribuyen a su gestión en la presidencia?

Cuando llegué a la presidencia en 1981, lo primero que hice fue un seminario con los miembros de la Directiva Nacional para buscar cuáles eran los elementos primordiales para que la APSE creciera, y de ahí salió la idea de la capacitación de los afiliados, sobre todo de las zonas rurales. A partir de ese momento hicimos un programa muy agresivo de formación, que dio como resultado el surgimiento de buenos dirigentes nacionales.

-¿Cómo nacieron las bases de pensionados?

Cuando se estrenan los Estatutos en 1980, solo había 25 regionales, pero no existía una regional de pensionados. Entonces, la Directiva Nacional acordó formar la base de pensionados, que nombra su primera directiva en el Congreso Nacional de 1981. Una década después propuse una reforma, aprobada en el Congreso, para la creación de bases de pensionados en las regionales respectivas.

-¿Qué destaca de la experiencia que le dejó formar parte de la Comisión de Estatutos para la transformación de la APSE en sindicato?

Al inicio tenía dudas sobre lo que iba a ocurrir con los pensionados al transformarse en sindicato. Sin embargo, la presidenta de la APSE, Beatriz Ferreto López, nos informó de que seguíamos igual, con los mismos derechos.

Lo que debemos pelear ahora es el derecho de los pensionados de participar en una convención colectiva, porque en este momento el Gobierno no lo permite, mientras que en otros países ya participan.

-¿Qué otra lucha considera que se debe dar en materia de pensiones?

Que el gobierno no le cobre impuestos al Régimen de Capitalización Colectiva. Lo que cotizamos es para sostener el régimen, no son ganancias con fines de lucro.

-Ud. dejó de impartir lecciones en el 2001, pero visita periódicamente el Colegio Vocacional de Artes y Oficios en Cartago (Covao), donde laboró 33 años; entonces, tiene un panorama de la educación de su tiempo y la actual. ¿Cómo ve el trato que recibe ahora el educador en relación con el de su época?

El profesor tenía un enorme apoyo; uno se sentía bien porque podía exigir, pero al mismo tiempo contaba con el respaldo de los padres para que se cumplieran las exigencias.

En la actualidad, lo que el padre exige es que su hijo pase el año aunque no domine la materia. Es una educación donde el profesor se ve maltratado porque no le permiten hacer nada. Esos estudiantes llegan a ser profesionales de mediocres a malos.

-Siendo tan estricto en esa época, ¿cómo era la promoción en matemática?

Era buena. Incluso me he encontrado con exalumnos que me han dado las gracias por mi nivel de exigencia porque les permitió seguir estudios superiores con ventajas sobre otros estudiantes que carecían de ese bagaje de conocimiento inicial de la matemática.

-¿Cuál es para usted el reto de la APSE como sindicato?

La APSE tiene un terrible reto porque para llegar a ser el sindicato que represente a los trabajadores en una negociación colectiva debe tener la membrecía pertinente, lo que se puede lograr con la afiliación de más compañeros de primaria.

   Prof. Hernán Zavaleta Fortado

   Dedicado de la Asamblea General APSE sindicato 2013

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>